Entre hombres y mujeres por igual, el consolador es un favorito de siempre entre los juguetes sexuales. Los consoladores pueden variar en tamaño, forma y color más de lo que un pene de carne real puede hacerlo, y lo mejor de todo, siempre estará erecto y nunca fallará.

Si estás buscando un consolador gigante y no sabes aún cuál escoger, acuérdate de esta frase…

– «Existe un consolador para todo el mundo».

Y, aunque no a todo el mundo le gusta un consolador grande, los que lo hacen, sin duda, es porque es muy difícil encontrar un hombre que tenga lo que un dildo XXL puede ofrecer.

Algunas mujeres y algunos hombres prefieren los consoladores grandes – más grandes que el tamaño promedio del pene (es decir: más largos que los 14-16 cm de largo y/o los 12-13 cm de grosor).

De hecho, la mayoría de los consoladores verdaderamente grandes son al menos tan grandes como los miembros erectos de las estrellas porno más infames, cómo por ejemplo, los 30 centímetros de Mandingo.

Más comúnmente, la grandeza del consolador se refiere a su longitud, aunque también hay consoladores (no hablamos de dildos) que apuntan a ser más grandes en circunferencia que en longitud, por ejemplo, los plugs, que son usado exclusivamente para el sexo anal.

Al igual que sus primos más pequeños, los grandes consoladores se fabrican a partir de una gama de sustancias diferentes, aunque los fabricados a partir de materiales rígidos son más raros, y los consoladores gigantes fabricados a partir de materiales más blandos son correspondientemente más comunes.

Consoladores XXL

Esto es más probable porque muy pocas personas quieren un consolador enorme que sea demasiado duro, y es que tal juguete sexual puede dejar de ser fácilmente una fuente de placer y convertirse en una fuente de dolor.

Otro tipo de consolador XXL es el consolador de doble cabeza, que se asemeja a dos consoladores pegados juntos en la base, y está destinado a ser utilizado por dos personas al mismo tiempo (usado habitualmente entre lesbianas).

Los consoladores grandes también se pueden encontrar como strap-ons.

Este tipo de consoladores están diseñados para ser usados por mujeres, dándoles la habilidad de penetrar a otra mujer o a un hombre para el placer de ambos miembros de la pareja.

Más que con la mayoría de los consoladores, es casi obligatorio usar lubricante cuando se usa un consolador grande.

Aunque no sea estrictamente necesario, facilitará la penetración y te ahorrará más de un disgusto y «fisura» dolorosa.

Así pues, sea tu primera vez en el mundo de los juguetes sexuales grandes, o si ya tienes experiencia y quieres ampliar horizontes «y tamaños», ahora ya sabes un poco más acerca de estos adorables juguetes sexuales.