A pesar de que se han roto muchos tabúes y prejuicios, el sexo anal sigue siendo una experiencia enigmática. El llamado butt plug o tapón anal, es un juguete maravilloso para dar los primeros pasos en esta excitante aventura.

Está disponible en diversos modelos, desde los más básicos hasta los más extremos. ¿Te animas a probarlo? A continuación te presento sus modos de uso, características principales y los diseños más populares.

Qué es un plug anal y, ¿para qué lo quieres?

El tapón anal es un dispositivo mucho más discreto y pequeño que un consolador. Se destaca por su forma de cono. La punta es redondeada y estrecha, su cuerpo se va ensanchando gradualmente hasta llegar a un tapón o aro final.

Éste sirve para controlarlo con facilidad y evitar una obstrucción indeseada.

Plug anal pequeño
Ejemplo de un plug anal de dimensiones pequeñas

Esta particular estructura está pensada para lograr una penetración suave y lograr una dilatación progresiva del ano. Habitualmente tienen un diámetro de hasta 4 centímetros, también existen versiones más anchas si deseas desafiar tus límites y adentrarte en el mundo del fisting o del gaping anal… 🙂

Sus funciones varían en dependencia de tu experiencia. Los hay para principiantes (para sus primeras experiencias en el sexo anal), muy útiles para empezar a estimular y expandir esta zona.

También están los plug anales con vibración, ideales para los experimentados que desean incrementar la intensidad. Si estás indeciso, puedes comprar los packs con tapones anales de diferentes tamaños, así podrás combinarlos según tus necesidades.

Puedes utilizarlos para masturbarte o como un acompañante del coito, manteniendo la estimulación anal para potenciar tus orgasmos.

Joya Anal – El lujo de la «trastienda»

Las joyas anales son irresistibles. Se trata de tapones anales fabricados en acero pulido, un excelente material higiénico, libre de poros y con una estética alucinante.

Joya anal en un plug

Verlos puestos es tan placentero como sentirlos en tu interior.

Se ha convertido en un fetiche sofisticado.

O también puedes optar con un plug anal de cristal como este. Su capacidad de adaptación rápida a las temperaturas, permite que los disfrutes tibios, fríos o calientes. Y que da mucho juego en las relaciones sexuales. 😛

Plug anal con cola – El cosplay de [email protected] «frikis sexuales»

Si quieres llevar los plugs anales a otro nivel, esta es la opción ideal para ti. Sus bases dotadas con una cola artificial de animal, son geniales para el cambio de roles.

Plug anal con cola de zorro

Puedes ser el gato más caliente, un conejo, un zorro picante o un cerdito de rabito rizado.

No hay límites para darle rienda suelta a tu imaginación, con estos divertidos plugs.

Dilatadores Anales – Sexo anal sin dolor, ¡es posible!

El ano no tiene la capacidad natural de lubricarse o dilatarse. Los dilatadores anales fueron creados para evitar los desgarros o fisuras.

Puedes disfrutar de los lubricantes dilatadores fabricados a base de silicona o agua. Ellos relajan y dilatan, aparte de crear una capa antifricciones que expanden el esfínter y controlan las tensiones del músculo.

También están disponibles los dilatadores anales inflables como este que hay aquí, equipados con una bomba para hinchar el dispositivo y dilatar el orificio del ano según tus requerimientos y gustos.

Tienen velocidades regulables, ayudan a alcanzar niveles personalizados de dilatación y placer. 😀

Así pues, existen infinidad de tipos de plugs anales con los que poder empezar, ¿te animas con alguno de ellos?