Spanking: El placer de dar y recibir nalgadas


El spanking es el acto de azotar a otra persona para la excitación o gratificación sexual de una o ambas partes.

Las actividades van desde una palmada espontánea en las nalgas durante una actividad sexual, hasta juegos de rol sexuales ocasionales, como los juegos de edad hasta la disciplina doméstica.

El spanking puede involucrar el uso de una mano o el uso de un objeto «aleatorio» para azotar, como una paleta o un bastón.

El tipo más común de nalgadas eróticas se administra en las nalgas desnudas, pero también puede combinarse con la esclavitud, con el fin de aumentar la excitación sexual y los sentimientos de impotencia.

Muchas culturas describen el dolor como un afrodisíaco. Por ejemplo, el Kama Sutra, en particular, entra en detalles específicos sobre cómo golpear correctamente a una pareja durante el sexo.

De dónde viene el «spanking»

El castigo corporal rutinario de las mujeres por parte de sus maridos todavía existe en algunas partes del mundo. Sin embargo, hoy en día, el spanking tiende a limitarse a las nalgadas eróticas o a los contextos del BDSM.

Las representaciones de nalgadas y flagelaciones eróticas constituyen una gran parte de la pornografía victoriana, por ejemplo 1000 Nudes de Koetzle.

Cientos de miles de grabados, fotografías y representaciones literarias de fantasías de azotes y flagelaciones («birching») circulaban durante la era victoriana, incluyendo novelas eróticas como The Whippingham Papers, The Birchen Bouquet o la ópera cómica pornográfica Lady Bumtickler's Revels.

La periodista Jillian Keenan, la más prominente fetichista de las nalgadas en Estados Unidos, criticó el uso de las nalgadas como castigo para los niños, a la vez que reconocía que los niños y adolescentes que experimentan placer sexual mientras son «castigados» pueden seguir disfrutando del fetiche del sadomasoquismo cuando sean adultos.

Keenan ha argumentado en varias ocasiones que el fetichismo de las nalgadas es una forma de orientación sexual, que no debe considerarse una enfermedad mental o parafilia sexual cómo suelen afirmar algunas personas.

Cómo practicar «spanking»

Un azote se puede llevar a cabo con una mano desnuda o enguantada, o con una variedad de artilugios incluyendo una paleta, correa, cepillo de pelo, plumero o cinturón, pero posiblemente te suenen más los populares bastones, fustas, látigos, y hasta listines telefónicos o periódicos enrollados.

Faldas «spank»

Por otro lado y para los más fetichistas, existen las faldas de nalgadas. Estas tiene una abertura adicional en la parte posterior diseñada para exponer las nalgas.

Mientras que el nombre spank skirt sugiere que el usuario podría ser azotado «con la parte inferior desnuda» sin tener que quitar la falda, este puede ser usado por otras razones que no sean las nalgadas, por ejemplo, la de exponer los genitales al «aire libre», y es que el sexo en público y que te van l@s demás es algo que pone muy caliente… 😛

Considerado desgaste fetiche, las faldas spank son típicamente ajustadas y hechas de materiales fetichistas (tales como cuero, PVC o látex). Sin importar el género del portador, las faldas del azote se consideran generalmente trajes femeninos.

Otras prendas asociadas con las nalgadas y la humillación son las bragas de rhumba, las bragas de mujer con filas de volantes en el panel trasero o en el exterior[ citation needed ]

Spanking: El placer de dar y recibir nalgadas
4 (80%) 1 voto


¡0 comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *