Antes de todo, ¿de verdad quieres ser una escort? Eso es lo primero que deberías preguntarte. ¿es realmente lo que quieres?

A lo largo de nuestra trayectoria, hemos conocido muchas mujeres que fantasean con ser escort, y eso puede ser genial cuando la broma se limita a la habitación y sólo te incluye a ti y a tu pareja.

Pero fantasear es una cosa y poner en práctica la fantasía en la realidad es otra muy distinta.

Necesitas que te guste el sexo, eso puede no ser complicado, pero tienes que aceptar que siendo una acompañante tendrás sexo por dinero. No por amor, no por una erección, no por amistad… se trata de dinero.

Y esto puede tener graves efectos emocionales en las chicas, que pueden sentirse humilladas, solas y pasar por fases de depresión. ¿alguna vez lo has pensado y crees que puedes superarlo?

Bueno, si tienes este punto claro, ya es un gran paso. 😉

¿Quieres ser escort?
Anúnciate gratis
CLIC AQUÍ

Ser chica de compañía: ¿legal o no?

Cada país tiene sus propias regulaciones. En algunos países, el trabajo de chica de compañía se considera un trabajo. Por ejemplo, la chica de compañía en Suiza paga impuestos y prestaciones como cualquier otro, siempre que respete la ley.

Por otro lado, trabajar como escort en España tiene sus pros y sus contras, sin embargo, una de las comunidades autónomas que más hincapié ha hecho en el sentido de legalizar la prostitución es Catalunya.

En general, una chica de compañía trabaja para una agencia o club, no obstante, también puede trabajar por su cuenta, lo que vendría a ser una escort independiente.

La remuneración se cuenta por hora (aunque en tiempos de crisis se han aplicado tarifas de hasta un cuarto de hora) y varía entre 50 y 400 euros dependiendo del tipo de servicios que se ofrezcan.

Cualidades para convertirse en una chica de compañía

Ser escort es una profesión que muchos consideran sencilla y accesible para todos, pero no es así. De hecho, una chica de compañía debe ser hermosa, elegante y sonriente, aunque eso tampoco termina de ser cierto del todo.

Dentro del mundo de las escorts, la demanda es importante, y no hay duda de que al haber tantos clientes, los gustos varían mucho.

Por otro lado, la belleza exterior no es suficiente. En el caso de las escorts de alto standing, suelen tener unos requisitos distintos, sobre todo si trabajan para una agencia de escorts.

Por ejemplo, suelen pedir requisitos que aseguren una conversación durante una noche (si, no todo es sexo), una cena u otro evento donde se tenga que acompañar a un cliente, lo que se denomina en la mayoría de ocasiones, el trato de novia, o girlfriend experience.

También hay que señalar que, las chicas que trabajan como acompañantes de lujo, deben ser naturales.

¿Estás convencida?
Anuncia tus servicios
CLIC AQUÍ

Su «papel» es llenar la soledad del cliente. Debe garantizarle un momento agradable, si es posible inolvidable. Cabe destacar que las chicas que ejercen este nicho dentro de la profesión no solicitan servicios «en la acera».

Suelen trabajar en casas de citas con un tipo de clientes bastante selecto.

Un gran error es que la mayoría de las chicas, a menudo las independientes, se imaginan a sí mismas como «exclusivas».

Todas quieren ser acompañantes de lujo, glamourizan su trabajo con viajes, champán, ropa de diseño y regalos caros, e ignoran que las mujeres que llegan a este nivel son pocas, realmente muy pocas.

Las acompañantes de lujo no sólo son mujeres absolutamente guapísimas, sino también extremadamente inteligentes. Muchas de ellas hablan por lo menos dos idiomas, algunas hablan tres o más, y la mayoría tienen sus carreras universitarias terminadas.

Además, no limitan su trabajo al dormitorio, acompañan a hombres en viajes de negocios, eventos sociales, y saben cómo comportarse en cualquier ambiente.

En verdad, no hay un mercado muy grande para las escorts de lujo, y la mayoría de ellas no suelen estar anunciadas en las típicas webs, ¿el motivo?

Bueno, claro está, nadie entra en este mundo y pasa a ser una escort de lujo de la noche a la mañana, eso no existe, hay que ganárselo.

Los acompañantes de lujo construyen sus trayectorias lentamente, sirviendo tan bien a los clientes, y haciéndolos sentir tan especiales, que siempre regresan, y después de un tiempo, tienen una lista de clientes regulares y ya no necesitan anunciarse en los sitios web.

Filtran los clientes, se quedan con los mejores, pagan más, dan regalos más caros, las invitan a viajar, y se ahorran «los clientes pesados».

Inevitablemente, llegan a un punto en el que sólo sirven a hombres de negocios, políticos, altos ejecutivos y gente famosa.

Así que, ten claro, el término «escort de lujo» definitivamente no se convierte en una realidad sólo porque alguien, no importa lo hermosa y sexy que sea, comience a describirse de esa manera en sus anuncios de Internet.

¿Pensando en ser chica de compañía?
Anúnciate gratis
CLIC AQUÍ

Así que sé realista sobre tu cuerpo, la calidad de tu servicio y el valor que cobras. Haz que los posibles sueños se hagan realidad y no te dejes atrapar por fantasías inalcanzables, al menos hasta que no las tengas cerca.

¿Trabajar como escort independiente o en una agencia?

En comparación, las escorts de las agencias no tienen control sobre el número de clientes, el tiempo que pasan con ellos y, lo más importante, el dinero que les queda en los bolsillos.

Claro está, cada casa o agencia de escorts tiene sus normas y un trato distinto, pero en general, suele ser así.

Como prostituta independiente, las condiciones de trabajo se las pone una misma, y es ella quien manda.

Sin embargo, tenemos que ser realistas. La independencia no es para todas las escorts.

En la mayoría de ocasiones, estar respaldada por una casa de citas suele ofrecer una seguridad que por otro lado, siendo independiente, es difícil de conseguir.

¡Quiero ser escort independiente!

Como una chica independiente, manejarás tus horarios y tu dinero como quieras. No tendrás que depender de nadie ni pagar ninguna parte de tu dinero a nadie más. Pero hay otras cosas que deberías considerar.

Para ser un acompañante independiente, tendrás que invertir dinero.

Primero, necesitarás un book de fotos de calidad y hoy en día, es hasta necesario un vídeo. No obstante, a pesar de que lo común sería acudir a un fotógrafo erótico profesional, con la calidad de las cámaras en los móviles puede ser suficiente.

Pero, no nos podemos engañar, hay una gran competencia entre las chicas de compañía que se anuncian en los sitios, y las que tienen las mejores fotos se adelantan y atraen a los mejores clientes, así que lo recomendable es contratar a un experto.

Mostrar tu cara en las fotos también ayuda a resaltar más tu anuncio, es habitual encontrarse con rostros desenfocados, y no es extraño, pero tampoco es la mejor forma de conseguir clientes.

Eso si, sea como sea, no edites las fotos o serás «conocida» como una escort que trata de engañar a los clientes, y teniendo en cuenta la gran cantidad de foros que hay en España respecto a la prostitución, sería empezar con muy mal pie.

Y para ir terminando…

En comparación con otros sectores, las agencias de chicas de compañía no conocen una crisis determinada como podrían sufrir otros (toda una suerte, sin duda). El número de chicas que quieren ser acompañantes o escorts está aumentando constantemente.

Por otro lado, los hombres de negocios o los hombres casados en busca de ilusiones sexuales que no pueden cumplir en sus casas, son cada vez más numerosos.

Para concluir, hay que señalar que las chicas de compañía ya no están reservadas para las grandes ciudades. Las agencias de chicas de compañía están presentes también en pueblos que nunca imaginarías.

Y tu, ¿quieres ser escort? Te invitamos a que, si es así, te des de alta en nuestro directorio de escorts, es gratis y no te llevará más de 2 clics. 🙂

¿Ya lo tienes claro?
Date de alta gratis
CLIC AQUÍ