En algunas ocasiones, nos hemos ocupado de alguna que otra nota relacionada sobre disfunciones sexuales en el hombre (conocida exactamente como disfunción eréctil).

Una cuestión que preocupa a bastantes personas, pero sobre la que, siempre hay que recordarlo, existen muchos tratamientos positivos que ayudarían, bien en la solución del problema, o a la ayuda tanto en el mantenimiento como fortalecimiento de la erección en sí.

La disfunción sexual por los potenciadores

Conocemos que una disfunción sexual, vendría a ser la dificultad durante cualquier etapa del acto sexual (que incluye deseo, excitación, orgasmo y resolución) que evitaría al individuo -o pareja- el disfrute de la actividad sexual, pudiendo estar motivadas por cuestiones puramente psicológicas, físicas o ambas.

Sin embargo, hemos conocido una cuestión sumamente preocupante.

Muchas de las píldoras a base de hierbas ofrecidas como alternativas seguras a la Viagra.

La Viagra es uno de los medicamentos por excelencia en esta rama, y otros para disfunciones sexuales, contienen un riesgo oculto.

Y es que, para los hombres que se encuentren en tratamiento por problemas cardíacos o de hipertensión, tomar una podría producirles un derrame cerebral o la muerte.

Ingredientes negativos

Entre estos productos, estarían Stamina-RX y Vigor-25, que, como podríamos observar en sus ingredientes, dicen poseer ingredientes asíaticos un tanto extraños (y supuestamente naturales), que sin embargo contienen versiones no controladas de los mismos medicamentos que presuntamente sustituyen.

Precisamente por este hecho, se recomienda que sea el especialista quien recete uno u otro medicamento, y no se tomen otras pastillas (por muy naturales que parezcan).

Si no conocemos realmente el resultado de lo que nos podría o no producir, es mejor no ingerir nada.

Déjanos tu comentario aquí