Inspirándonos en el maravilloso mundo exótico, para esta semana queríamos buscar una postura sexual letal, mortífera, que os sumiera en unos niveles de placer que rozaran el límite de lo imposible.

Por todos es conocido el efecto perniciosode la picadura de un escorpión o alacrán venenoso… su efecto es inmediato, te recorre el cuerpo de arriba a abajo hasta paralizarte, y si no actúas rápidamente con el antídoto adecuado, puede ser incluso mortal.

Así es la postura sexual de esta semana, «la unión del Escorpión», una postura con una dosis de veneno salvaje, una muerte dulce.

Esta es una de las posiciones del kamasutra favoritas del hombre, le resulta muy sexual porque puede acariciar los pechos de su pareja a la vez que estimula suavemente el clítoris, ya que tiene ambas manos libres.

Mientras, ella siente el contacto de todo el cuerpo de su pareja, se deja querer y se sume en una deliciosa cadena de sensaciones que van de menos a más, hasta explotar en un orgasmo increíble.

En la postura del escorpión la mujer se coloca encima de su pareja y de espaldas a él (que se encuentra tumbada con las piernas estiradas y preparado para agarrar de la cintura a la mujer). Tras la penetración, ella bascula progresivamente hacia atrás hasta apoyar su espalda sobre le pecho del hombre.

Para una posición más cómoda, la mujer puede desplegar sus piernas y extenderlas en el mismo sentido que las de su pareja… aunque ya se sabe, todo es probarlo. 😀