En el contexto del BDSM consensual, un orgasmo forzado es una forma de juego de control del orgasmo en el que la pareja activa estimula sexualmente a una pareja sumisa hasta el punto del orgasmo involuntario de la sumisa, con la sumisa incapaz de controlar el inicio del orgasmo.

La investigación médica muestra que el reflejo genital es parte de la médula espinal, y no necesariamente bajo control consciente, además, en las prácticas sexuales que abarcan el orgasmo fozado, la pareja sumisa suele ser sometida a restricciones físicas para aumentar la sensación de impotencia. 🙂

Vídeo XXX un orgasmo forzado

Los orgasmos forzados pueden ser inducidos con la estimulación manual de los genitales (por ejemplo, una paja o con los dedos), o el uso de un vibrador, típicamente se usa una varita mágica, conocida cómo Hitachi (entre otros muchos modelos y marcas).

La práctica del orgasmo forzado también puede combinarse con la negación del orgasmo.

¿Ya lo has probado? 😛