Una nueva recomendación para la hora del sexo: la masturbación mutua… aumenta la conexión con tu pareja, les ayuda a conocer más sus zonas erógenas y obviamente, es una técnica más para disfrutar del sexo!

La masturbación mutua o masturbación en pareja puede sonar como una contradicción de términos.

Después de todo, la masturbación se supone que es algo que se hace para uno mismo.

Pero –además- la masturbación es una forma de sexo, y perfectamente podemos compartir esta experiencia con nuestras parejas.

Ventajas de la masturbación mutua

La masturbación mutua es una buena manera de tratar con diferentes impulsos sexuales, cuando por ejemplo, uno de los dos está de ánimo para tener sexo y el otro no en ese momento.

Además la masturbación mutua ayuda a aprender lo que le gusta al otro, cuáles son las zonas y las formas en que le excita ser tocado. En contrapartida, tu podrás enseñarle también qué te enciende a ti.

La masturbación es otra parte de tu vida, por cierto, no poco importante.

Por ello, hablar sobre y compartir la masturbación puede ser una poderosa manera de compartir un nuevo nivel de intimidad entre ambos.

Masturbarse juntos

La masturbación mutua puede significar el tocar al otro, también podría significar masturbarse juntos, es decir, al mismo tiempo.

Esto incluso se da perfectamente a la distancia, para quienes están de viaje, por ejemplo;

O también podría hacerse incorporando juguetes sexuales que utilicemos habitualmente en la masturbación, o alguno que queramos probar.