La humillación sexual es uno de los ingredientes presentes en casi todas las prácticas de BSDM. Este acrónimo hace referencia a una serie de prácticas y de aficiones sexuales que se encuentran en estrecha relación entre sí. El BSDM, conjuntamente con otras prácticas, se encuentra dentro de lo que de modo genérico se denomina sexualidad extrema.

En muchas ocasiones se suelen utilizar los conceptos de sexo extremo o brutal de una manera inexacta ya que se piensa que únicamente el masoquismo, por su componente de humillación sexual, conforma por si mismo las prácticas BSDM.

El masoquismo no es más que una subcultura dentro de las prácticas más generales del BSDM. Las siglas BSDM a lo que hacen referencia es a 4 variantes del sexo extremo que son las siguientes…

Qué significa BDSM

Bondage, Disciplina o Dominación, Sumisión o Sadismo y Masoquismo.

En muchas prácticas fetichistas como pueda ser el uso de tacones, ropa de cuero o juegos de rol, las personas que participan suelen tender a representar una serie de papeles como pueden ser maestro – alumno, doctor – paciente; en todas estas duplas uno de los miembros es el que tiene el poder mientras que otro rol está sujeto a los caprichos y a la dominación. Aquí, implícitamente hay un gran componente de humillación sexual.

En toda práctica de BSDM se repite el mismo esquema en el cual los participantes, de manera voluntaria llevan a cabo un proceso de traspaso de poderes (aunque no siempre es así del todo). Una de las partes ejerce el papel de ser dominante y el otro miembro el de dominado.

En las prácticas sexuales de BSDM se encuentran muchos ingredientes como la humillación erótica, el dolor y la sumisión en las cuales a las personas que llevan a cabo estos comportamientos sexuales, los mismos, les producen placer y no como a la generalidad de la población que dichas actitudes les traerían dolor asociado.

Así pues, os animamos a todos y todas a darle un poco de caña al BDSM, nunca está de más probarlo, ¿verdad? 😀