Existen muchas fobias de todo tipo. Algunas son realmente extravagantes y en el plano sexual no es menos. Hoy vamos a hacer un repaso a algunas fobias dentro del ámbito sexual, al igual que hicimos en su momento el de las parafilias sexuales.

La mayoría de ellas, aunque no todas, las padecen las mujeres. Por extrañas que puedan parecer, son comunes aunque desconocidas y son susceptibles de padecerlas tanto mujeres como hombres.

Estas fobias sexuales son consideradas miedos irracionales. Pueden sufrirse desde una edad temprana o desarrollarse a través del paso de los años derivadas de situaciones traumáticas como las violaciones. Estas situaciones, a veces, llegan a un punto de frustración tan elevado que las personas, pueden llegar a quedar completamente anuladas en el plano sexual.

Con frecuencia estos trastornos o miedos sexuales tienen tratamiento médico, particularmente de tipo psicológico.

¿Que otras fobias sexuales existen entonces?, son muchas, pero nos centraremos en las que «suelen ser más conocidas» o qué posiblemente hayas escuchado en alguna ocasión.

Gimnofobia

La gimnofobia es el miedo irracional a la propia desnudez durante las relaciones así como la desnudez ajena. Se atribuye a un complejo de inferioridad de esa persona que compara la forma corporal propia con las de su alrededor.

Genofobia

La genofobia consiste en miedo excesivo al sexo tal cual. Las personas que padecen genofobia tienen bloqueos mentales durante las relaciones que les impide totalmente tener pensamientos eróticos o sexuales durante el acto sexual. Son incapaces de mentalizarse y sentir estimulación erótica.

Vaginismo

Otra de las fobias que desembocan en enfermedad es el vaginismo. Esta fobia consiste en que la mujer que lo padece tiene un miedo irracional e incontrolable a ser penetrada por lo que ejerce tal tensión en su zona genital que sus relaciones con penetración son totalmente nulas por la presión que ejerce.

Agrafobia

Agrafobia es el trastorno en el que mujeres sienten pánico a ser agredidas o violadas durante las relaciones sexuales. Obviamente, se da más en casos de mujeres que ya han padecido alguna circunstancia traumática en el pasado de estas características.

Acerca de este trastorno fóbico se han registrado numerosos casos relacionados a situaciones vividas por parte de mujeres que se dedican profesionalmente al sexo como las escorts o acompañantes de lujo que atienden a clientes abusivos.

No obstante, cada vez las agencias de escorts y chicas de compañía ponen más medidas para proteger a sus empleadas frente a este tipo de agresiones. Llevando un control exhausitivo de todos sus clientes y velando por la seguridad de las mujeres que trabajan en su compañía para garantizar su seguridad.

Otra fobia bastante peculiar es la Venustrafobia y suele darse más en caso de los hombres al contrario que las anteriores descritas. Quien la padece lo pasa realmente mal cuando tiene relaciones con mujeres que son hermosas.

Otras fobias menos conocidas

Si bien estos trastornos afectan a más personas de las que creemos en nuestra sociedad y son difíciles de tratar, sí existen terapias psicológicas enfocadas a resolver estas fobias sexuales.