En este episodio, aclaramos mitos comunes sobre la eyaculación femenina.

La eyaculación femenina es una expresión normal y saludable de la sexualidad femenina. Para algunas mujeres puede ser muy placentero. Pero no es un signo de una sexualidad más «iluminada» o incluso más placentera – ¡es sólo uno de los muchos tipos de respuesta sexual!

¿Qué tan común es la eyaculación femenina?

La realidad es que la eyaculación en las mujeres, el conocido squirting, ciertamente no es universal… Algunas mujeres lo hacen una vez en la vida, para otras, es algo habitual.

El porcentaje real de mujeres que eyaculan es incierto. Sin embargo, en los famosos experimentos de laboratorio de Masters y Johnson con más de 400 mujeres, no registraron a nadie que eyaculara en el clímax, pero claro, son «experimentos»…

Sin embargo, la experiencia de los ginecólogos y los médicos indica que hay una minoría sustancial de mujeres que eyaculan regularmente.

Una de las evaluaciones más convincentes es la de Stanislav Kratochvil (1994), quien descubrió que alrededor del 6% de las mujeres checas declararon haber eyaculado. Nuestra propia investigación reciente en Twitter (nada oficial, claro), sugiere que el porcentaje de mujeres que han eyaculado alguna vez puede ser mucho más alto.

Los debates históricos sobre la eyaculación femenina

La eyaculación femenina sólo ha salido recientemente del armario. Aunque fue estudiado por primera vez por médicos en el siglo XVII y documentado en documentos de sexología desde entonces, el conocimiento y la aceptación de la eyaculación femenina se omitió en la práctica médica occidental hasta hace muy poco tiempo.

Mientras tanto, muchas mujeres han estado confundidas y angustiadas por su propia respuesta eyaculatoria en las pasiones del sexo sienten que ellas mismas (o sus parejas notan) un chorro de líquido que proviene de la uretra.

Sin conocimiento de la eyaculación femenina, la suposición natural es que el líquido es la orina.

A menudo esto desencadena una respuesta de vergüenza por haber «mojado la cama»…

Squirting

El squirting es como se conoce coloquialmente la eyaculación femenina. Esta eyaculación consiste en la expulsión de una cantidad, que suele ser variable, de líquido blanco desde la uretra. La eyaculación femenina se produce durante el orgasmo.

El líquido que se eyacula tiene un color claro y es una sustancia lechosa que proviene de la vagina. La composición del líquido es muy similar a la que segregan los hombres por la próstata. Realmente, en los hombres, el líquido es generado o bien por las glándulas de Skene o bien por la glándula parauretral.

La investigación sobre la eyaculación femenina, hasta ahora al menos, no ha dado muestras de unas conclusiones indiscutibles. Los artículos de investigación sobre es particular se pueden contar con los dedos de las manos.

Además estos artículos no aportan datos concluyentes sobre las causas de la eyaculación femenina. Por si esto fuera poco las investigaciones al respecto arrojan conclusiones contradictorias en cuanto al origen y la composición del líquido que se segrega durante la eyaculación. Lo que si parece comúnmente aceptado es que todas las mujeres pueden eyacular aunque para que lo hagan el orgasmo tienen que ser de proporciones épicas.

Una de las investigaciones a las que se les da mayor verosimilitud la realizó Emanuele Jannini en la Universidad del L’Aquila. Según los datos obtenidos las aperturas de las glándulas de Skene varían de una mujer a otra, inclusive existiendo un grupo de mujeres en las cuales la apertura ha desaparecido.

La inexistencia de la apertura es lo que explicaría que muchas mujeres no eyaculen cuando están sintiendo el orgasmo. Otra de las causas de la inobservancia de eyaculación en muchas mujeres podría estar relacionado con que el líquido eyaculado es redireccionado hacia la vejiga urinaria.

Déjanos tu comentario aquí