No sólo los hombres –obviamente- sino también las mujeres hemos notado en más de una ocasión que el pene –digamos- tiene vida propia!

Recordaréis sin duda muchos momentos en que era totalmente inadecuada una erección, y sin embargo no podíais evitarla.

Y obviamente, también el caso totalmente opuesto cuando todo está dado, y sin embargo, el colega no responde!

Explicación científica del descontrol del pene

Todo esto tiene una respuesta científica. Es cierto que se tiene menos control sobre el pene que sobre otras partes del cuerpo como los brazos y las piernas.

De forma tal que parece que el pene tiene mente propia.

Esto se debe a que las respuestas del pene se originan en una parte del sistema nervioso que no siempre está bajo control de forma consciente.

Es el llamado sistema nervioso autónomo, que regula también el ritmo del corazón y la presión arterial.

La excitación sexual por lo general no es voluntaria.

Otro ejemplo de ello son los impulsos que llegan desde el cerebro durante la fase REM del sueño y que causan muy frecuentemente erecciones, ya sea que estéis soñando con sexo o sobre un examen de la universidad.